martes, 19 de agosto de 2014

Cuestionario sobre el futuro de las bibliotecas

Fuente: http://www.davinciinstitute.com/papers/the-future-of-libraries-interview-with-thomas-frey/

En una materia de una especialización que estoy realizando me pidieron contestar una preguntas sobre el futuro de las bibliotecas. Aquí les dejo mis respuestas:

1.         ¿Estima que el servicio de referencia seguirá existiendo?

El servicio de referencia ya está dejando de existir en su forma tradicional de un escritorio o espacio físico donde el usuario llegaba y consultaba en forma presencial sobre su necesidad de información. Según tengo entendido en las bibliotecas no tienen un lugar establecido para este servicio en general como en otros países como en Estados Unidos. En las visitas que he realizado a muchas bibliotecas no me he encontrado con personal dedicado exclusivamente. Y la referencia en forma digital tampoco está siendo muy explotado en las bibliotecas Argentinas en general. Ya es hora por ejemplo que las redes sociales no sean espacios solamente para difundir lo que hace la biblioteca, sino convertirse en un servicio de referencia. De todas maneras, para mí no es que el servicio de referencia dejará de existir, mi pregunta sería: ¿cuándo existirá alguna vez?.

2. ¿Qué nuevos servicios cree que surgirán en las bibliotecas?
La tendencia de lo que he leído me gustaría que las bibliotecas cuenten con estos servicios (que algunas ofrecen pero en otros países):

En forma presencial:
- Makerspaces: espacios de aprendizaje para la elaboración propia de productos  
- Préstamo de herramientas e instrumentos musicales y parcelas de tierra
- Enseñanza y formación en la utilización de dispositivos y aplicaciones móviles
- Talleres de formación en video juegos
- Biblio y Media Labs: laboratorio de aprendizajes en información y multimedia
- Espacios para la impresión 3D
En forma virtual
- Comunidades de aprendizaje en línea
- Grupos de lectura virtuales
- Préstamos de ebooks a través de plataforma de lectura
- Flipped library: bibliotecas que en realidad ofrecen servicios de aprendizaje digital en forma presencial y otra virtuales
- Asistente virtual desde la web de la biblioteca donde no se necesitarán bibliotecarios físicos para esta tarea.

Para más información recomiendo: Chuleta digital para bibliotecarios

3.¿Qué nuevos contenidos académicos deben incorporarse a la formación que ofrecen las Escuelas de Bibliotecología?

  • Desarrollo y gestión de colecciones digitales
  • Gestión de comunidades virtuales
  • Nuevos perfiles profesionales: community manager, content curator
  • Análitica de la información digital: Big Data
  • Derechos de autor en Internet
  • Marketing digital 2.0
  • Comunicación y biblioteca 2.0
  • Organización de laboratorios de aprendizaje
  • Gestión de plataformas virtuales de aprendizaje
  • Entornos virtuales de aprendizajes
  • Poder y control en el Ciberespacio
  • Analitica Web
  • Arquitectura de la información digital
  • Accesibilidad y bibliotecas
  • Redes sociales y aprendizaje social
  • Dispositivos móviles y su implicancia en bibliotecas: tablets, smartphone.
  • Ecosistema de la información digital
  • Ciencia 2.0: difusión de la información científica en los entornos 2.0


4. ¿En su opinión quién debe asumir la digitalización del patrimonio de las Bibliotecas?

Principalmente el personal bibliotecario que esté debidamente formado en gestión de las colecciones digitales, tanto para la carga, la organización de los metadatos y su debida gestión. Esta tarea se debería realizar en equipo también con personal informático.
5. ¿Exprese sus comentarios sobre las nuevas formas de lectura y búsqueda de información?

No tengo una mirada apocalíptica, ni mucho menos de la lectura que para mí siempre está mutando en sus formas. Por eso mi comentario se refiere a la lectura digital está afectando al ecosistema e lectura tradicional. La lectura se vuelve más fragmentada, a través de dispositivos móviles, en forma digital e incluso que se pueda compartir en los espacios sociales virtuales. Aparecen grupos y redes sociales de lectura que amplían este concepto de lectura esparcida en todos los espacios. Por eso, para mí la lectura tiene más posibilidades de socializarse y allí las bibliotecas tenemos la oportunidad de ser líderes en estos espacios. Pero no veo que sea así. En cuanto a la búsqueda de información Google sigue siendo aún más el portal informativo por excelencia. La biblioteca ya dejan de ser espacio para buscar información. Insisto en este sentido aún más que la biblioteca también debe involucrarse en estar en las redes sociales para guiar a los usuarios en sus búsquedas y necesidades de información en tiempo real. Para esto necesitamos otra formación de los bibliotecarios quizás con gran parte de contenidos que propuse en el punto 3.
                                                                                                                                                                                                         
6. ¿Cuál es su opinión respecto a tener en cuenta  y  considerar  las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales de los usuarios de las bibliotecas?

Es esencial y básica para ofrecer servicios tener siempre en cuenta las características de los usuarios. Sin tener en cuenta a ellos no tiene sentido la biblioteca. Trabajando siento que se hace más hincapié en los procesos y menos en lo que necesitan los usuarios. Sin embargo, pensar en “usuarios” es más complejo en la actualidad puesto que con la simple presencia en Internet los “usuarios” son más diversos que simplemente lo que llegan al mostrador en forma presencial.
7. ¿Qué lugar ocupan las bibliotecas en la sociedad actual y cuál estima que ocuparán en un futuro?

Las bibliotecas para mí no ocupan un lugar predominante en la sociedad actual. En realidad me sigo preguntando qué lugar ocupan y a lo sumo no ocupan un lugar claro en esta era de explosión de la información y el conocimiento en línea.

Quizás estén arraigadas en el imaginario de las personas que nacieron en el siglo pasado de una cultura escrita y enciclopédica que ya no existe. Las bibliotecas son instituciones del pasado que siguen reconfigurándose para seguir adaptándose a este nuevo siglo, pero con un paradigma que está caduco. Nuestra tarea es construir nuevos espacios más orientados a las necesidades de los ciudadanos de esta era, puesto ya no podemos hablar de lo virtual y presencial como instancias separadas. Si dejan de lado lo que eran para diseñar nuevos servicios constantemente en este era de incertidumbre quizás tendremos un lugar protagónico en el futuro. Igualmente, no lo veo así, cada vez más lejos veo ese horizonte.

Por eso día a día necesitamos soñar otra cosa que la biblioteca tal como la conocemos y para mí tratar de reconfigurarlas en otra cosa, aunque a los “esencialistas” sigan insistiendo en la predominancia del libro impreso y no se hayan enterado que la biblioteca entremuros dejó de existir hace tiempo.

8.¿Enumere las fortalezas que hoy poseen las bibliotecas y cuáles son las  debilidades?

Fortalezas
- Almacenamiento de colecciones impresas
- Espacio físico para el estudio y la reunión grupal
- Acceso a material organizado
- Atención y orientación de personal especializado en información

Debilidades
- Demasiado centrado en el soporte impreso libro y en sus procesos
- Tímido ofrecimiento de servicios en forma digital
- No cuenta con directivos y personal capacitados para almoldarse a los espacios digitales de la información
- Rigídez en los procesos internos enfocados al soporte impreso
- No se adaptan a los cambios de la revolución en la formas virtuales de comunicación
- Paradigma en la difusión de la información y no en la comunicación
- Sigue adaptando principalmente sus servicios a la parte presencial
- No basan su atención a la formación en habilidades de información de los usuarios
- Cuesta el trabajo en red

9. ¿Qué nuevos servicios  de interés comunitario crearía en su Biblioteca?

En mi caso trabajo en una biblioteca universitaria y los servicios que propondría son:
- Alfabetización informacional en redes sociales
- Talleres de formación en la utilización de dispositivos móviles en información científica
- Gestión de referencias bibliográficas
- “Bibliotecarios embebidos”: asesoramiento y trabajo en la organización de la información junto a grupos de investigación específicos en forma remota y presencial.
 
10. ¿Qué facilidades de la “biblioteca 2.0” brindaría  a través de la web de  Biblioteca?

En la actualidad más allá de cuestiones  tecnológicas sobre las “facilidades” de la biblioteca 2.0, pienso que lo que mejor podría brindar el “dospuntocerismo” es una filosofía de trabajo y una actitud en base a compartir el conocimiento y la información, construir entornos de trabajos colaborativos de aprendizaje en forma presencial y virtual para los procesos internos y externos. Para que la biblioteca sea 2.0 no es necesario estar nada más en las redes sociales o tener un perfil en facebook. Eso es sencillo, pero lo más difícil es trabajar en la filosofía que comenté anteriormente, que me parece que las bibliotecas deberíamos incorporar ese paradigma participativo en todos los niveles. Las redes sociales no hacen magia, y lo que hacemos allí muestran como son las bibliotecas.



Share/Bookmark

1 comentario:

BCM dijo...

Fernando, van mis comentarios, respondo a cada punto:
1. El servicio de referencia existe en algunas bibliotecas que tienen ese servicio establecido como la de la Fac. de Cs. Veterinarias, UBA (entre otras). Quizás haya que desarrollar más lo digital, pero en forma híbrida están trabajando con gestores y aplicaciones.
2. Aunque en pocos casos, algunas bibliotecas están incorporando estos servicios como Biblio y Media Labs y aprendizajes en línea (bca.Facultad Agronomía, UBA). Préstamos ebooks, en UBA se hace compra centralizada y existen consultas en línea sobre nutrición, alimentos, ingeniería y medicina, entre otros. Por supuesto falta la cultura del ebook, que se ve afectada por cuestiones presupuestarias. La Asistencia virtual se brinda desde diferentes aspectos que no puedo detallar aquí, pero el bibliotecario referencista está para prestar este servicio.
3. Además insistiría en la gestión total que debe tener el bibliotecario, la redacción de proyectos para la biblioteca ya sea física o virtual, mayor investigación justamente para poder incursionar en los desarrollos tecnológicos y aplicaciones de la web social, entre otras. Conocer y diferencias los tipos de bibliotecas, no solo por medio de definiciones, sino por funciones específicas y prácticas combinadas con la teoría. Aprender a luchar por el reconocimiento profesional e intervenir en asociaciones profesionales y otro tipo de organizaciones. En cuanto a algunos conceptos como content curator, desde mi punto de vista es la tarea del referencista especializado, al que habría que agregarle nuevas actualizaciones.
4. Si es verdad cambia y se actualiza constantemente el tratamiento y organización de la información. El trabajo debe ser gestionado por la biblioteca y en equipo con otros especialistas (informáticos).
5. Casi en un todo de acuerdo, no obstante todavía se puede observar que la lectura digital requiere de mucho cuidado para no caer en la dispersión, ya que el lector lo suele hacer en forma diagonal, con el hipertexto muchas veces es difícil retomar el hilo, existen, además, muchísimos documentos que es necesario seleccionar en forma crítica para obtener lo pertinente a un área de estudio determinada. Creo que el trabajo de la biblioteca en sentido amplio todavía no se puede obviar, un poco lo dicho en el punto 1, en cuanto al servicio de referencia.
6. De acuerdo en un todo, por eso hoy se debe pensar más en los usuarios ya sean presenciales y/o virtuales. Se los puede atraer a la biblioteca presencial/virtual con otros medios modernos, ya que los sitios institucionales son poco consultados, por lo que es necesario repensarlos, actualizarlos, agilizarlos, dinamizarlos.
7. Aún hoy en nuestro imaginario de país subdesarrollado las bibliotecas existen en forma híbrida, inclusive hay estudios de que en 20 años muchas tareas serán robotizadas y algunas profesiones técnicas podrían dejar de existir. Pero en el futuro imaginario quizás no se pierda la esencia de biblioteca, sino que se transforme en otro tipo de servicio donde convivan diferentes elementos de trabajo y de estructura organizacional. Pero mientras haya un lector presencial/virtual, habrá biblioteca.
8. No lo expresaría en fortalezas y debilidades, sino en incorporar nuevos paradigmas en consonancia con lo expresado en los puntos anteriores, incorporar lo nuevo y adaptar lo existente. Actualizarse, trabajar en equipo e interdisciplinariamente con otras profesiones y/o técnicos especializados. Todo requiere un cambio de mentalidad y modernizar la concepción de la biblioteca.
9. Los primeros tres ítems en forma integral forman parte de la formación de usuarios. El último quizás podría incluirlo en la innovación del procesamiento y organización de la información.
10. En cuanto a la biblioteca 2.0 estoy de acuerdo con lo expresado, aunque no he profundizado en los aspectos que se describen. Coincido con: “Las redes sociales no hacen magia, y lo que hacemos allí muestran como son las bibliotecas”.
Cordialmente,
Rosa Monfasani